Esculturas

Parece un vuelo. Cada pieza gira y danza con desplante y soltura en todas las direcciones. El oficio y la técnica de las obras de Silvana Kelm dejan entrever su afición por la textura, la forma y el arte: son siluetas gráciles y livianas suspendidas en el espacio y acabadas con elegancia. Cada escultura un momento; cada perspectiva, una dulce impresión. Gracias a la liviandad y fortaleza del acrílico, los contornos característicos de lo femenino se exhiben como despegando del suelo, lo que produce en sus terminaciones el ritmo, la armonía y delicadeza de un trabajo riguroso.

Kristell Pfeifer – Libro Latinoamérica al límite, Chile 2014

 

Su concepción comienza con un dibujo, luego esa idea se lleva al espacio donde se modela con arcilla y se hace un molde de yeso para luego colarlo con acrílico: su material final; es entonces cuando el hierro aparece acompañando como soporte o como parte de la composición.

SaiCuMa